Vestido de invitada Bernarda rosa

270,00

Solo quedan 1 disponibles

El vestido midi Bernarda en color rosa está elaborado en tejido Crepé Bielástico de máxima calidad con un punto de elasticidad que hace que se adapte muy bien al cuerpo sin llegar a marcar gracias a su alto gramaje y a su forro interior de punto que le da al vestido aún más consistencia. Además, al llevar un alto porcentaje de poliéster, hace que los colores sean mucho más vibrantes, intensos y alarga muchísimo la vida de la prenda.

Lleva manga la sisa y escote de pico. El vestido es cruzado y se cierra con cierres automáticos invisibles que lleva a lo largo del vestido, quedando abierto por la parte de abajo, lo que hace que al andar vayamos luciendo pierna y haga el efecto de falsa raja delantera. Lleva botones grandes forrados que simulan el cierre y se entalla al cuerpo con un fajín del mismo tejido y color que el vestido. Largura midi y su falda está cortada con forma de “A”, lo que hace que estilice muchísimo más nuestra figura.

Ideal para eventos de entretiempo o de verano, bodas de mañana, tarde o noche. También para bautizos formales o comuniones. Combínalo con una pamela sencilla para las bodas de día y con su diadema turbante a juego tanto para mañana, tarde o noche.Además, puedes añadir nuestro zapato Colette Rosa, Colette Oro o Pauli Rose para darle un toque más elegante al look.

 

TALLAS: Si tienes cualquier duda sobre cuál es tu talla también puedes llamarnos a nuestra boutique al número de teléfono 976 97 98 57 y estaremos encantadas de ayudarte.

 36 – S38 – M40 – L42 – XL
PECHO86909498
CINTURA66707478
CADERA9498102106

 

CUIDADOS DE LA PRENDA: Nuestro vestido lo puedes lavar si quieres en casa, eso sí, con un cuidado especial. Meter sólo en la lavadora con un programa corto o delicado, sin usar lejía y con agua fría. Puedes hacer un centrifugado suave en la lavadora para quitarle el exceso de agua, pero nunca meterlo en la secadora.

En cuanto la lavadora haya terminado hay que sacarlo para que no se arrugue demasiado y tenderlo colgado en una percha.

Cuando llega la hora de la plancha, con la prenda siempre del revés y con la temperatura siempre en el mínimo.